DOCTRINA
Lo mínimo que debes saber para despertar a la verdad y liberarte del sufrimiento (Primera parte)

Número 576 | La Carpeta Púrpura No. 576 | Yuri Serbolov

Introducción


No estamos condenados a sufrir por siempre. Existe un camino para liberarnos del sufrimiento, el cual fue descubierto por el Buda histórico Siddharta Gautama que renunció a su condición de príncipe porque no podía soportar que su vida y la de familiares y amigos estuviera condenada a sufrir por la vejez, la enfermedad, la muerte y las pérdidas de seres queridos, de cosas y circunstancias, o por estar asociado a lo indeseable o por no poder alcanzar lo deseable.


Aquí presentamos un resumen del primer discurso que dio el Buda tras su iluminación, al cual le hemos agregado las explicaciones pertinentes a cada concepto dadas por conocedores, a fin de que en este ejemplar usted disponga de toda la enseñanza mínima que le puede conducir ha despertar a la verdad y poder tener las claves para liberarse del sufrimiento.


Este discurso o sermón o Sutta (pali) o Sutra (sánscrito) fue pronunciado por el Buda

a los cinco monjes o bhikkhus que lo acompañaron en  sus cinco años de vida ascética y fue dicho en el Parque de los Venados o Ciervos en Benares, en Isipatana, al norte de la India y se conoce como el Discurso de la Puesta en Movimiento de la Rueda de la Doctrina, en sánscrito el Dharma Chakkra Pavatana Sutra y en Pali el Dhammacakkappavattana Sutta.


La Rueda de la Doctrina


Estos dos extremos no deberían ser seguidos por un renunciante. ¿Cuáles son éstos dos?

1. Complacencia en los placeres sensuales. Esto es bajo, vulgar, ordinario, innoble y sin beneficio.

2. Adicción a la mortificación, esto es doloroso, innoble y sin beneficio.


No siguiendo estos dos extremos, el Tathagata ha penetrado el Camino Medio que genera la visión, que genera el conocimiento, que conduce a la paz, que conduce a la sabiduría, que conduce a la Iluminación y que conduce al Nirvana.


1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 >

Entrar a la versión completa del artículo