El Sermón de la Montaña de Jesucristo

Número 571 | La Carpeta Púrpura 571 | Yuri Serbolov

El Sermón de la Montaña

de Jesucristo


Al ver a la multitud, Jesús subió a la montaña, se sentó, y sus discípulos se acercaron a él.


Entonces tomó la palabra y comenzó a enseñarles, diciendo:


“Felices los que tienen alma de pobres, porque a ellos les pertenece el Reino de los Cielos.


Felices los afligidos, porque serán consolados.


Felices los pacientes, porque recibirán la tierra en herencia.


Felices los que tienen hambre y sed de justicia, porque serán saciados.


Felices los misericordiosos, porque obtendrán misericordia.


Felices los que tienen el corazón puro, porque verán a Dios.


Felices los que trabajan por la paz, porque serán llamados hijos de Dios.


Felices los que son perseguidos por practicar la justicia, porque a ellos les

pertenece el Reino de los Cielos.


Felices ustedes, cuando sean insultados y perseguidos, y cuando se los calumnie en toda forma a causa de mí.


Alégrense y regocíjense entonces, porque ustedes tendrán una gran recompensa en el cielo; de la misma manera persiguieron a los profetas que los precedieron”. (Fragmentos del Evangelio según San Mateo, Capitulo 5, fuente catholic.net)

 La felicidad consiste en vivir sencillamente y con humor. Esta civilización que nos envuelve y nos atenaza nos está convirtiendo en seres tristes. Tenemos que reírnos más, incluso de nosotros mismos; ironizar sobre nuestros defectos. También ayuda levantarse sin prisas y vivir el presente sin hacer planes demasiado idealistas.

Enrique Miredt Magdalena, Teólogo, último libro La vida merece la pena ser vivida.


Entrar a la versión completa del artículo