El Sexenio de Calderón Terminó antes de Comenzar
“FALTA EL ESTADISTA, SOBRA EL OPERADOR ELECTORAL”

Número 550 | La Carpeta Púrpura 550 | Yuri Serbolov

“Calderón: ya terminó su gobierno”, así tituló su columna Itinerario Político, en El Universal, el periodista Ricardo Alemán, el pasado 14 de febrero.

Explicó: “queda claro que el presidente Felipe Calderón decidió que es tiempo de dar la batalla no por colocar a su gobierno en la ruta de los cambios históricos, sino de impedir el regreso del PRI en 2012”.

“Por eso, Calderón seleccionó la batalla de «combatir al PRI» en un puñado de elecciones estatales -Oaxaca, Hidalgo, Puebla y Durango-, y se olvidó de los beneficios que le acarrearían a su gobierno las reformas fiscal, político electoral y laboral. Es decir, que en todo 2010 y 2011, no habrá reformas y menos cambios relevantes propuestos por el PAN. ¿Por qué?

“Elemental, porque el gobierno de Calderón rompió

con su aliado fundamental, el PRI. Y sin aliados, no suma voluntades para los cambios. En pocas palabras, el mandatario decidió «bajar la cortina» de su gestión, dio por terminado su gobierno, y en alianza con el PRD, se prepara para vencer al PRI en 2010, 2011 y, por supuesto, 2012”.


“Falta el estadista, sobra el operador electoral”, opinó el columnista René Delgado en  Reforma, al advertir que “si el titubeo y la indecisión sellaron el primer trienio, la desesperación no puede ser el signo del segundo”.


Esos comentarios se dieron luego de que el 10 de febrero sorprendió al PAN y a Los Pinos, la renuncia del Secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, a su militancia panista, a pesar de ser integrante de una de las familias fundadoras de ese partido político.


1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 >

Entrar a la versión completa del artículo