¿A dónde se fue la inteligencia de Calderón?

Número 545 | La Carpeta Púrpura 545 | Yuri Serbolov

Desde nuestro punto de vista Calderón era una persona muy inteligente todavía cuando era líder de los diputados del PAN e incluso Secretario de Energía. Todavía conservamos sus análisis que publicaba en el periódico sobre los acontecimientos de México y del mundo. Pero todo aquel que traiciona sus valores, sus ideales y sus principios, todo aquel que divorcia sus pensamientos de sus sentimientos más profundos, todo aquel que pone sus intereses por encima de sus principios, pronto pierde la decencia, la honradez, la claridad e incluso baja su IQ, pues todo lo empieza a ver obnubilado, distorsionado, confuso, oscuro. Eso explica por qué Calderón empezó a negar la crisis que era evidente hasta para un niño, o empezó a decir tonterías como que la caída de los precios del petróleo era buena porque México no debía ser un país monoexportador o que la devaluación del peso era buena para aumentar la competitividad de las exportaciones mexicanas o que ser de oposición es estar en el Paraíso y estar en la Presidencia en el Infierno, o que México era un barco de gran calado que estaba blindado contra la crisis económica internacional o que él salvó al Mundo de la epidemia de la influenza o tantas tonterías más, al grado de que la mayoría de la población ya no sólo lo repudia, sino lo desprecia y se burla de él, tanto que piensan que lo mejor que le podría pasar a México sería que Calderón renunciara a la Presidencia...

Ahora Calderón empieza a atentar contra Calderón mismo y empezó a atacar a los empresarios que según él se opusieron a la reforma fiscal, con lo cual le robó los argumentos que siempre ha usado López Obrador. Y ahora su último hit ha sido el convertirse en un “revolucionario”... lo cual lo coloca ahora en la desfachatez, al tiempo que le genera una gran confusión y preocupación a sus otrora incondicionales, quienes lo llevaron al poder.

1 2 3 >

Entrar a la versión completa del artículo