La Reingeniería de México

Número 536 | La Carpeta Púrpura 536 | Yuri Serbolov

México es una gran potencia. Un país con enormes recursos y una extraordinaria población.

Se requiere encontrar los atractores que saquen al país del caos económico, político y social en que se encuentra y que ha llevado a una espiral de violencia, de depredación de los recursos naturales y de desesperanza nacional.

El país no requiere cambios violentos ni por la fuerza. El país requiere una revolución pacífica, legal e institucional que lo proyecte hacia el Tercer Milenio.

Requerimos un nuevo Modelo de País en base a un Proyecto de Nación Consensado.

 

La peor tendencia


La tendencia lleva al país hacia una democracia desordenada o hacia un autoritarismo caótico. Es decir hacia los peores escenarios.

No se ve una fuerza que pueda romper esa inercia. Una fuerza que lleve al país hacia una democracia ordenada (el mejor paradigma).

Lo único que podría llevar al

país hacia allá es una reforma educativa que elevara el nivel de conciencia a nivel nacional y el alineamiento ético del gobierno, de la sociedad y de los principales actores políticos, así como sujetar a los grupos de poder, de interés y de presión al interés nacional, en base a un gobierno de leyes y de instituciones, tal como lo propone el sociólogo Emile Durkheim.


Pensar lo Impensable


En las grandes crisis surgen los grandes líderes y surgen las grandes ideas. México es un gran país, con enormes recursos y una población maravillosa. Es un país que puede y merece un mejor destino. El cambio puede empezar hoy, si cambiamos nosotros mismos, si elevamos nuestro nivel de conciencia, si nos alineamos a principios y si cambiamos nuestros paradigmas. Si la sociedad cambia obligará al cambio de su gobierno. Los mejores cambios vienen de adentro hacia afuera y de abajo hacia arriba.


1 2 >

Entrar a la versión completa del artículo