Pandemias

Número 528 | La Carpeta Púrpura 528 | Yuri SerbolovPDF |

En el pasado, una epidemia y con más razón una pandemia, ocasionaba la muerte de uno de cada cuatro o cinco personas, es decir entre el 20% y el 25% de la población.

No había antivirales y la ciencia médica estaba en pañales. La pandemia se controlaba “naturalmente” y paradójicamente, mientras más letal era el virus para una persona, menos letal era para la sociedad, porque al morirse más rápidamente, los infectados tenían menos oportunidad de contagiar a otros.


¿Existe el riesgo de una pandemia de ese tipo en el mundo actual?


Por un lado los virus se hacen cada vez más resistentes a los antivirus, por el otro, surgen mutaciones nuevas producto de las mezclas de virus de aves, de puercos y de humanos, los cuales brincan de una especie a otra

haciendo cocteles cada vez más explosivos. Asimismo, cada vez hay más población, más hacinamiento y por el otro lado,  el ser humano juega cada vez más a “ser Dios”, a “crear” vida, a modificar las especies existentes, es decir, le juega, como en la película de Disney, Fantasía, a “aprendiz de brujo” y desata fuerzas que luego no sabe cómo controlar.


La OMS y los laboratorios mundiales tienen en su agenda de futuro el riesgo de una pandemia. Si logran controlar el virus A-H1N1 en 2009, aún así el riesgo seguirá alto. Por que el problema no está en los virus, sino en el tipo de civilización que hemos adoptado y que no puede llevar más que a una catástrofe. Ojalá esta crisis nos sirva para recapacitar y mutar, antes de que lo haga otro virus. ©


1 2 >

Entrar a la versión completa del artículo