Análisis a Fondo: También Colapsó la Economía

Número 734 | La Carpeta Púrpura No. 734 | Francisco Gómez Maza | Imprimir | Enviar

“Aunque el daño y la trágica pérdida de vidas del terremoto de la semana pasada parecen ser mucho más bajos que los de 1985, el daño a la propiedad pública y privada fue grande y requerirá un gasto significativo”, indicó la calificadora.

El pasado martes se declaró emergencia extraordinaria para la Ciudad de México, Puebla, Guerrero y Morelos, lo que permite a estas regiones tener ayuda federal, incluyendo los recursos del Fondo de Desastres Naturales (Fonden), que es un instrumento financiero al que México tiene acceso para atender daños ocasionados por algún fenómeno natural, como en el caso de sismos, huracanes, lluvias severas y erupciones volcánicas, bajo ciertos lineamientos.

El Fondo cuenta con 9,000 millones de pesos (mdp) y recursos adicionales que en una primera fase se destinarían a las necesidades básicas de las víctimas, así como para financiar la reconstrucción.

Fernando Galindo, subsecretario de egresos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), explicó que, para el sismo de 7.1 grados, no es posible activarse el bono catastrófico, ya que el movimiento fue menor a los 8 grados y no cumple con los parámetros de magnitud; sin embargo, se aplicará el seguro de exceso de pérdidas del Fonden.

“La declaratoria de emergencia es positiva para estos gobiernos regionales y locales, porque ayudará a aliviar la presión financiera, a medida que se enfoquen en importantes programas de reconstrucción”, indicó Moody’s en un documento.

Pero nadie va a negar que, así como la geografía mexicana quedó tocada con poco más de 300 muertos, también quedó rota la economía cuyo comportamiento para este año parece impredecible-

La actividad económica del país cayó 0.


< 1 2 3 4 >

Comenta este artículo