Análisis a Fondo: También Colapsó la Economía

Número 734 | La Carpeta Púrpura No. 734 | Francisco Gómez Maza | Imprimir | Enviar

El terremoto del 19 de septiembre fue una fúnebre conmemoración de aquellos sismos que desolaron la Ciudad de México en 1985,

Las muertes que dejaron estas desgracias por supuesto que son irreparables, Pero lo reparable costará un riñón. Construir o reconstruir miles de inmuebles, entre casas solas, edificios de departamentos y escuelas, miles de establecimientos escolares tanto públicos como privados, También iglesias católicas en pueblos de las zonas tocadas, rotas por los terremotos. Será una cuantiosa inversión que por supuesto no estaba prevista ni en los presupuestos de 2017 ni mucho menos en la propuesta de gasto para 2018. Y aún vamos a ver si las autoridades cumplen con los damnificados. 

Esta situación agravará la enfermedad de la economía nacional, ya de por si atascada entre la corrupción y la ruptura de los mercados, tanto internos como externos, pues el gobierno de Trump paró en

seco muchas importaciones mexicanas en el país de las barras, las estrellas y ahora, con el millonario, el garrote vil de la discriminación y las expulsiones masivas de mexicanos inclusive de mexicanos ciudadanos estadounidenses.

El sismo de 7.1 grados, que se registró el pasado 19 de septiembre de este año, impactó a zonas con alta importancia económica, como es el caso de la Ciudad de México, Puebla, Guerrero y Morelos, de acuerdo con un análisis de la empresa calificadora Moody’s. Y en su análisis, la calificadora señaló que esos cuatro puntos del país representan alrededor del 23% de la actividad económica nacional.

De acuerdo con los reportes de Moody’s, a diferencia del terremoto de 8.2 grados, que golpeó principalmente a Oaxaca y Chiapas el pasado 7 de septiembre, el sismo del día 19 del mismo mes afectó en su mayoría a zonas altamente desarrolladas y de actividad económica.


< 1 2 3 4 >

Comenta este artículo