México, ¿sin autoridad moral? TRES VIOLACIONES

Número 503 | La Carpeta Púrpura 503 | Yuri Serbolov | Imprimir | Enviar

Simplemente porque estamos haciendo las cosas al revés. Por eso urge cambiar la percepción de la realidad, el paradigma. México alcanzó apenas el lugar 48 de los 125 países evaluados por la Unesco en materia de educación. Pero en corrupción sacamos el segundo lugar... ¡porque le dimos una lana a los jueces para que no nos pusieran en primer lugar!

No hay manera de violar principios y actuar estúpidamente y evitar que el país siendo una gran potencia se siga hundiendo. Mientras Calderón siga de socio de Elba Esther, sólo porque le tiene que pagar los favores electorales del 2006 la educación del país se seguirá hundiendo. Mientras Calderón siga protegiendo a gobernadores priístas corruptos y poco éticos como el “gober precioso” o Ulises Ruiz, tan sólo para que los priístas que sacaron el tercer lugar en el 2006 le aprueben las reformas que demandan los neoliberales y los grupos de interés, el país se seguirá hundiendo.

Mientras Calderón siga dándole privilegios a los medios de comunicación tan sólo para que no ventilen cuando dice una mentira entonces México se seguirá hundiendo.

3. Atención

Si ya llegó hasta aquí puede que esté enojado, indignado, molesto, asqueado. Pero desgraciadamente todo lo que aquí se dice tiene datos duros atrás, como lo demostramos hace un año, en abril de 2007 en el Tablero México. Todo está respaldado y documentado. Podemos ignorarlo, cerrar los ojos por comodidad, por interés o por complicidad y volvernos parte del problema en lugar de ser parte de la solución. Es lo que hizo Fox, es lo que hizo Zedillo y es lo que está haciendo Calderón. Y alguien lo tiene que decir, alguien lo tiene que denunciar, por lo menos para que cuando dentro de 100 años algún historiador investigue la ruina nacional vea que no todos estaban ciegos, que no todos eran cómplices, que todavía había algo de conciencia nacional.


< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 >

Comenta este artículo